loading
Compartir:

Todos hemos sentido pereza de entrenar…hasta el más fiebre tiene sus días de flojera. Se siente como una responsabilidad que hay que cumplir, pero como tarea de matemáticas uno dice “sí, sí ya casito lo hago”…pero pasa otro día, otra oportunidad de hacer ejercicio y nada. “Ya mañana de fijo le entro”, pero la historia se repite y nos prometemos “el lunes empiezo” pero llega mitad de semana y ahí nos estacionamos…¿Qué es la vara? ¿Por qué cuesta tanto? En este post le voy a dar algunos tips que me han servido a mí para obligar al cuerpo cuando la mente no quiere…

😪 HÁGALO MEDIOCRE: sí sí, como me oyó. Levántese vaya camine, haga un par de series y listo. Entrenamiento de 20 minutos si quiere, pero al menos se movió, que es lo importante.

😉🧠 ENGAÑE A LA MENTE: relacionado al punto anterior, al moverse el cuerpo se comienza a preparar para la actividad física, neurotransmisores en el cerebro comienzan a actuar y como bola de nieve, el pequeño impulso se vuelve un entrenamiento completo.

🕺🏻💃🏻 PONGA MÚSICA: no se si usted es de los míos, pero alistarme para entrenar y ponerme a ver que hago en silencio no me convence a entrenar. Si pongo música que me ponga alegre, es un pequeño impulso para moverme.

📝 ORDEN DE ENTRENAMIENTO: comenzar a entrenar “viendo a ver” que hace es de lo peor. Siga un programa, EL QUE SEA, alguito, aunque sea el 30 day butt challenge de Google ja ja..que no es muy efectivo, pero al menos le brinda un orden, una estructura.

🙌🏼 HAGA LO QUE LE GUSTA: entrene los músculos que le gusta entrenar, los que le motivan, aunque sea si lo único que quiere hacer es caminar.

👌🏼 ESCOJA MÚSCULOS PEQUEÑOS: músculos como hombros, bíceps, tríceps, pantorrillas, abs, antebrazos requieren menos energía para moverse que espalda, pecho o piernas que son más cansados de entrenar.

🏋🏻‍♀️🏋🏽 SI PUEDE ENTRENE CON ALGUIEN: hasta si es por live session en Facebook. Entrenar con alguien hace mucho más llevadero el ejercicio.

🧔🏻😅 ALGO MUY PERSONAL: a mi me sirve, no se si a usted…Yo me motivo muchísimo viendo los ideales de cuerpo que quiero tener. Seguir cuentas de gente que motive, que me haga pensar “pucha manda wevo, este mae come bien, entrena constante…¿por qué yo no? ¡Claro que puedo!